Amsterdam, Barcelona, París… las ciudades que “mejor” usan sus datos en Europa

“Los datos abiertos son la base para resolver problemas cívicos, mejorar la transparencia y cerrar el vacio entre los gobiernos locales y sus ciudadanos”. Así comienza el último estudio presentado por el European Data Portal, en el que se analizan los principales indicadores que nos enseñan lo que es una smart city, y donde nos muestran cuáles son -y porqué- las ciudades del entorno Europeo que más y mejor se están adaptando al uso de los datos abiertos para acortar la distancia entre gobernantes y ciudadanos, y para enriquecer sus servicios urbanos.

Economía, Educación, Finanzas, Salud, Emergencias, Seguridad, Transportes o Planificación Municipal son algunos de los temas que se abordan en el informe, y que determinan como los datos abiertos están mejorando la vida de los ciudadanos y su relación con las instituciones que les gobiernan, que pueden hacer de su información real, abierta y reutilizable un valor para su propio sistema de gobierno.

El mayor problema con el que se encuentran –y así lo indica el propio informe- es lo intangible de los datos abiertos y las dificultades de los ciudadanos para ponerlos en valor, pero sí han podido observar la mejora en la calidad de vida de éstos cuando esos datos se han usado para poner en marcha servicios que les son necesarios.

En enero de 2010, el alcalde de Londres anunciaba que la ciudad se convertía en la primera ciudad británica en abrir datos tales como decisiones de planificación urbana, accidentes de tráfico, precios de la vivienda e índices de crímenes. Gracias a esta información, primero Londres y poco a poco otras ciudades europeas, como Estocolmo, Viena, Berlín, París o Barcelona, han ido facilitando la vida de sus ciudadanos, que ahora encuentran más sencillo –gracias al uso que se ha hecho de sus propios datos- encontrar una plaza de aparcamiento o saber cuándo llegará el siguiente tren o autobús, al tiempo que han visto cómo mejoraban los sistemas de iluminación o la propia cohesión social de la ciudad. Los servicios de emergencias son, sin duda, algunos de los más beneficiados por esta apertura de datos.

Los autores, Wendy Carrara (@wcarrara), Wander Engbers (@WanderEngbers), Margriet Nieuwenhuis (@mnieuwenhuisw) y Eva van Steenbergen (@Evavs1990), ofrecen una completa visión de algunas de las ciudades europeas más avanzadas en la apertura de datos y el uso que de los mismos han ido haciendo, aportando ideas sobre cuáles podrían ser los pasos a seguir para mejorar la vida de los ciudadanos en los entornos que más crecerán en los próximos años: las ciudades.

El informe completo se puede descargar desde la web del European Data Portal

Posted in Uncategorized and tagged , , , , , , .